Compartir en:
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Entrevista a Marlene Morales

Testimonios a 20 días de conmemorar el primer aniversario del 18 de octubre.

Con el propósito de darles a conocer que estamos a menos de 20 días del aniversario del 18 de octubre, Los Ojos de Chile (LODC) realizó una entrevista a una de nuestras integrantes quien sufrió agresión ocular por parte de agentes del Estado.

Su nombre es Marlene Morales, tiene 34 años y vive en la comuna de Puente Alto desde el 30 de mayo del año pasado.

Preguntas con respecto a su pasado

Marlene … ¿Cuál fue el contexto en el que sucedió tu trauma ocular?

El día 18 de octubre yo había ido a buscar a mis hijos a la casa de mi mamá y como no pudimos llegar a nuestra casa porque yo vivía en Puente Alto nos tuvimos que quedar ahí, en Cerro Navia, allí estuvo bastante complicado llegar, porque en San Miguel también habían protestas. Yo me fui a trabajar de turno nocturno en Falabella de operaria de producción, entonces dejé a mis hijos con mi mamá. Al otro día yo llegué como a las 11 de la mañana, mis hijos estaban acostados todavía, yo también me fui a acostar y desperté mas o menos como a las tres, y mi hija mayor la Daniela me esperó para comer, así que almorzamos juntas y ahí ella me dijo: Mamá salgamos a dar una vuelta. Yo le dije que ya po. Mis otros hijos se quedaron en la casa con mi mamá y nosotras dos fuimos al persa San Francisco que está cerca de la casa (íbamos a comer churros). Pero llegamos como a la mitad del persa y nos devolvimos, decidimos caminar, dar una vuelta. Fuimos por Av. Las Torres, nos metimos por unos pasajes, llegamos a una plaza y empezamos a ver muchas personas, nos llamó la atención…fuimos a mirar con la Dani, en la Av. San Pablo, no sabíamos que había protesta, solo que había mucho humo, al llegar a ese pasaje la Daniela me dijo: Mamá vámonos. Yo le dije ya espera… quédate aquí. Yo miré y habían chicos con piedras haciendo tira el concreto, ahí vi que estaba Carabineros y fue un momento en que los muchachos comenzaron a tirarles piedras y comenzaron los disparos, fue una cosa de segundos, en el primer disparo yo me agaché, y en el segundo tiro uno me llego a mí, me llegó en la cara… yo desesperada llamaba a la Dani, pero ella ya en ese momento había corrido al escuchar los disparos —después al conversar con mi hija ella pensaba que yo la estaba siguiendo, pero no fue así— mi hija vio a un muchacho que estaba al lado mío, que tras el disparo el se sacó la polera y me la pasó, me dijo: ¡Tome!… ¿ella es su hija o anda sola? Yo le dije es mi hija, y me respondió: Tápese para que su hija no la vea con sangre.

Yo lo único que sentí fue un apretón muy fuerte y caliente en la zona del ojo. Después mi hija me tomó la mano y seguimos arrancando, yo lo único que sabía es que ella me decía: ¡Corre! que vienen los pacos. Y todos gritaban lo mismo, entonces entramos a los pasajes —todo eso pasó en la esquina, en cosa de segundos, yo no alcancé ni a entrar en la esquina cuando recibí el disparo— nos fuimos corriendo derecho y empezaron a tirar lacrimógenas, entonces empecé a sentir el olor, ambas paramos y varias personas me tiraron leche. Había una niña que estaba estudiando enfermería me tiro leche y agua para limpiarme la cara llena de sangre —lo que me acuerdo… yo lo único que estaba enfocada, era en que la Dani estuviera al lado mío—.

Después volvimos a correr porque estaban gritando que los pacos venían, y en eso paramos en una esquina porque una niña llamó a una ambulancia y yo le dije: No, no los llames porque mira… están los bomberos, están los pacos, de seguro están todas las cuadras cerradas.

Yo me preguntaba: ¿Qué hacemos?, mi hija me decía, tenemos que ir al SAPU, no podemos volver a la casa. Ahí la Daniela trató parar algún auto, yo solo me acuerdo de que un auto blanco paró, la Dani decía: ¡Ayúdanos por favor, mi mamá!… nos puede llevar ¡por favor!, y nos llevó al SAPU.

Preguntas con respecto a su presente

¿Cómo afectó el trauma ocular en tu vida?

Después de esto perdí el trabajo porque no podía ir, yo estaba en proceso de un contrato indefinido, a fin de ese mes yo iba a firmar contrato definido y no pude. Lo que si, por mi situación, me pagaron todo el mes, yo estaba complicada, estaba trabajando en la comuna de la Cisterna en Av. Lo Espejo.

Ahora en este momento decidí estudiar, yo me dije voy a intentarlo, mi hija me acompañó a la Universidad mucho antes de que esto pasara. Yo lo había decidido antes de lo que me pasó en el ojo, igual decidí seguir. Estuve como tres meses mal, ese tiempo era para volver a retomar a mis hijos, estar bien para ellos, se acercaba la navidad, ellos me cuidaron y yo decía no… tengo que estar bien. La más chica la Cata no me quería ver, cuando yo perdí el ojo ella no me quería ver, no entraba a mi habitación.

Pero al saber que mis hijos estaban al lado mío y que me apoyaban, que me decían: Mamá usted es fuerte, es valiente va a salir adelante. Yo por ellos estoy parada, si ellos no estuvieran a lo mejor me daría lo mismo, y me hubiera echado y no tendría fuerza de voluntad como para salir adelante. Ya después de tantas cosas que me han pasado de cuando niña, y con esto, ya era como que se sobrepasó, pero ellos fueron los que me hicieron sentar cabeza y que yo tomara las riendas. Porque a todo esto, ellos no querían que nos devolviéramos a la casa, porque no se sentían protegidos, porque estábamos los cuatro solos, pensaban que se me saldría cualquier cosa que estuviera aquí adentro del ojo, que iban a hacer ellos conmigo… entonces fue todo un proceso para los cuatro como familia que nos unió más todavía.

Después cuando volvimos al departamento fue como extraño —de hecho, cuando llegamos al departamento antes que me pasara el accidente fue una emoción tan grande, cuando yo recibí mi llave, me puse a llorar porque fue una meta cumplida para mis hijos y para mí—. Y después con lo del trauma, en el proceso de adaptación empezamos a ver las cosas de otra manera, con mis hijos estábamos mas unidos, ellos me cuidaban, me costó mucho cederme, la Daniela estaba bastante pendiente, si me demoraba mucho en el baño, por ejemplo, me preguntaba si es que estaba bien… los tres estaban muy pendientes.

Ahora ya están mas relajados, incluso la más chica a veces me ve y me dice: A verdad que usted tiene un ojo falso. Ella es la que más me pregunta si es que me molesta, y los más grandes no lo hacen… yo creo que es porque no quieren tocar un tema que aún me duele, en ese sentido ellos respetan mucho mi espacio, así como yo los respeto a ellos.

Ha costado mucho salir adelante… yo creo que si yo no hubiera puesto mi esfuerzo no sé qué habría pasado con mis hijos.

A la fecha ¿has recibido algún tipo de ayuda social por parte del Estado para tu recuperación?

El Estado no me ha brindado ningún apoyo, si he sentido apoyo de LODC y de la red corporativa de agredidos de trauma ocular. Me han apoyado bastante ambas partes y eso se agradece mucho.

Acercándose al 18 de octubre ¿Qué mensaje mandarías y a quiénes?

Primero a Derechos Humanos y les diría que se pusieran en el lugar de las personas que fueron mutilados para que no se repitiera lo mismo.

También que dejen de comprarle tanto armamento a los Carabineros porque no estamos en guerra, se supone que para eso están los militares. Se supone que Carabineros está para cuidar a la ciudadanía, pero por lo que se ve, está para cuidar al Estado y eso da rabia, porque el sistema quiere vernos vulnerables, bajo un sistema de años y porque todos, ahora yo me incluyo, porque ahora puedo decir que, si hay que protestar voy a ir, con más precaución y sola, sin mis hijos. Porque ese día yo no fui a protestar, pero ahora seré más activa, también en las redes sociales, por la información que se da, sirve más que ir a pararse frente a La Moneda y gritar, porque ellos no van a escuchar, pero si en estos medios, porque más de algún video a ellos le van a llegar.

Yo encuentro que es muy injusto que nos traten como animales a todos, no lo somos, muchas personas fueron golpeadas con las lacrimógenas, con el bastón de Carabineros y que fueron disparados a una distancia super cercana. Y las noticias no muestran todo lo que tienen que mostrar, porque las verdaderas noticias la muestran la misma gente, en los videos en Facebook, que se ha hecho muy viral todo ahí, ha sido como un apoyo más importante… ahí uno puede saber lo que está pasando. Por eso ellos quieren un pueblo pobre, porque no todos tienen este acceso.

Como lo que pasó la otra vez con el grupo del rechazo, Carabineros parece que los protegían, yo los vi por Facebook… ellos están con sus carteles y rechazan y cuando uno está con carteles, la gente del apruebo, oye… les tiran lacrimógena, los golpean, les tiran agua y el agua no es sola, porque a un periodista del opal le tiraron agua y quedó con todo el traje manchado, desteñido. Entonces ¿Qué pretende el Estado? solo ellos saben.

Y lo ideal es que todas las redes, de distinto tipo, de los que están haciendo el apoyo a la gente mutilada deberían unirse, y dar el apoyo en una sola y dar la pelea, no por separado. Siempre hay personas que tienen distinto tipo de opinión, es difícil a veces congeniar con el resto, pero tampoco es imposible… uno tiene que bajar la cabeza, porque siempre hay que tener un equilibrio… y si se unen todos podemos ser más grandes y podemos ser escuchados, que es lo que nosotros necesitamos y el Estado tiene que hacerse responsable.

¡Muchas gracias por abrirte y conversar con nosotr@s!
Compartir en:
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp